Operaciones de cobertura o “hedging” en los mercados financieros

Tiempo de lectura: 6 minute(s)

¿Qué es el Hedging?

La Regla nº1 del legendario inversor Warren Buffett es “Nunca pierdas dinero”. La Regla nº2 dice “Nunca olvides la regla nº 1”. Los inversores exitosos en el largo plazo saben que preservar el capital es incluso más importante que multiplicarlo.

Una forma de limitar el riesgo de pérdida son las operaciones de cobertura o hedging, una estrategia de inversión destinada a limitar el impacto negativo de la evolución de los precios de, por ejemplo, la renta variable mediante la adopción de una posición inversa en instrumentos derivados. A diferencia de la mayoría de las técnicas de inversión, la cobertura no consiste en obtener beneficios, sino en limitar las pérdidas.

Puede parecer complejo, pero en realidad esta técnica es muy popular entre los inversores y es fácil de implementar.

CFDs como instrumentos de cobertura

En los siguientes párrafos nos centraremos en la cobertura de posiciones en acciones mediante la utilización de CFDs. La elección del CFD para realizar las coberturas no es algo, ni mucho menos casual. Los CFD tienen una ventaja sobre otros derivados, ya que son más fácilmente accesibles y ofrecen un elevado grado de flexibilidad en cuanto al tamaño de la posición. Además, otra ventaja de los CFDs es el número de instrumentos subyacentes que cubren - XTB ofrece más de 1600 CFD sobre acciones diferentes y más de 40 CFD sobre índices-. Esta variedad permite a los inversores cubrir no sólo sus participaciones en acciones individuales, sino también carteras enteras.

El apalancamiento es otra característica importante en los contratos de CFDs (Contratos por Diferencias). Permite a los inversores dedicar una pequeña parte de capital a la apertura y mantenimiento de una posición. Gracias a esto, los CFDs son herramientas prácticas de cobertura de riesgo en momentos de elevada incertidumbre en los mercados.

Supongamos que un inversor tiene acciones de una empresa determinada y quiere cubrirse contra una caída abrupta del precio. Para ello puede posicionarse en corto en contratos de CFDs sobre acciones de la empresa por el mismo valor nominal que su posición en acciones. En tal situación, los cambios en el precio de las acciones no tendrán ningún impacto en el valor de su cartera mientras la posición de CFD compensatoria permanezca abierta. Cualquier pérdida de valor derivada de un descenso en el precio de las acciones se compensará con un aumento del valor de los contratos CFD. Cabe señalar además que, en una situación de cartera cubierta, el inversor no se ve privado de ningún beneficio de la tenencia de acciones, como por ejemplo los dividendos o los derechos de voto.

La venta de acciones y su recompra posterior puede ser especialmente problemática cuando un inversor posee acciones de numerosas empresas. Tomar una posición corta en los contratos CFDs sobre cada una de esas acciones es una de las opciones para cubrirse contra la caída de los precios. Otra opción muy interesante es tomar una posición corta en un CFD sobre índice de acciones. Este enfoque permite a los inversores limitar las comisiones de negociación, ya que la comisión se cobrará en una sola posición en lugar de en varias. Otro factor que hace que los CFD sobre índices de acciones sean una opción interesante es el apalancamiento: los CFD sobre índices de acciones están sujetos a un apalancamiento de 1:20, mientras que los CFD sobre acciones individuales están sujetos a un apalancamiento de 1:5. Esto significa que la cobertura a través de los CFD sobre índices de acciones requiere de menos capital. La gran diferencia es que cuando cubrimos una posición de acciones con CFDs, estamos neutralizando los movimientos de una acción concreta en nuestra cartera, mientras que si lo hacemos con índices, estamos neutralizando el impacto del mercado. En este caso, a no ser que nuestra cartera se mueva exactamente igual que el mercado, la cobertura no será tan perfecta.

Cuando se cubre una posición, especialmente a través de los contratos de CFD, es crucial elegir un volumen de transacción apropiado. Dicho esto, veamos algunos ejemplos.


Ejemplo 1

Tomemos como ejemplo la situación de un inversor que tiene acciones de cuatro empresas del índice DAX30. 

Su valor combinado ronda los 50.000€. Como hemos comentado antes, imagine una situación en la que este inversor particular no quiere vender dichas acciones, sino que quiere cubrirse contra lo que considera una condiciones de mercado adversas. Para hacerlo, podría utilizar contratos de CFDs sobre el índice DAX, que en xStation están bajo el símbolo DE30. La calculadora del trader integrada de la xStation hace que el hecho de definir un volumen apropiado de transacción sea más sencillo.

Fuente: xStation5

 

Como vemos en la imagen anterior, una posición que nos permita limitar el riesgo tiene un valor nominal de €50,494 y equivale a 0.16 lotes. Debemos remarcar que para poder mantener esta posición, necesitamos un margen de tan solo €2,524.70, mientras que la comisión cargada por la apertura de la operación es tan solo de €3.60.

 

Ejemplo 2

Veamos una situación similar pero con una cartera de acciones tecnológica de EEUU.

El valor nominal de las acciones de la cartera descrita anteriormente suma unos $25,000. Todas las empresas que la forman son miembros el índice de EEUU Nasdaq. Dicho esto, podemos utilizar los CFDs de este índice para cubrirnos contra los precios bajistas. Los podemos encontrar en la xStation bajo el símbolo US100.


De nuevo utilizaremos la calculadora de lotes integrada de la xStation para saber el lotaje que nos interesa abrir en el índice..

 

 

Como se observa en el gráfico anterior, la posición de cobertura tendrá un valor nominal de $24,643.94 USD y hace un total de 0.16 lotes. En este ejemplo, un inversor necesitará un margen de tan solo $1,232.20 mientras que la comisión de apertura de la posición sería de $3.20.


 

Cobertura en divisas

Los inversores también se pueden cubrir contra los cambios en las cotizaciones de las divisas, en las que se cotizan las acciones.

Imaginemos una situación en la que un inversor con una cuenta en EUR en un broker quiere comprar acciones que operan en Estados Unidos. Para poder comprar dichas acciones, se necesita realizar las siguientes transacciones:

  • Cambiar euros por dólares, es decir, comprar dólares.
  • Comprar las acciones de Estados Unidos

 

De la misma manera, para vender las acciones, se necesita realizar las siguientes transacciones:

  • Vender las acciones de Estados Unidos
  • Transformar sus dólares en euros, es decir, vender dólares


La plataforma de trading xStation realiza las conversiones de FX automáticamente al comprar o vender las cantidades necesarias de la divisa apropiada. Sin embargo hay que recordar que mientras la posición permanezca abierta, está sujeta al riesgo de tipo de cambio. El valor de la posición se incrementa junto con el incremento del tipo de cambio en EURUSD (el EUR se fortalece contra el USD) y desciende junto con el descenso del tipo de cambio (el EUR de debilita frente al USD). Para cubrirnos contra el riesgo divisa, el inversor necesita posicionarse en corto en dólares, o lo que es lo mismo, abrir una posición alcista de CFDs en EURUSD.

La calculadora del trader integrada ayudará al inversor a determinar el tamaño apropiado de la transacción, y calculará el margen y comisiones requeridas. Como se ve en la imagen inferior, la posición de cobertura por un valor de €50,000 requerirá un margen de €1,665 y se cargará una comisión de €4.01.

Fuente: xStation5


Los inversores también deberían prestar atención a los swaps, que son el resultado de la diferencia de tipos de interés entre dos divisas. En el ejemplo anterior los puntos swap son negativos para la posición larga, y positivos para la posición corta. 

 

Resumen

La cobertura de posiciones o “hedging” es una técnica muy popular entre los inversores profesionales, que les permite asegurar beneficios y limitar los riesgos. Esta técnica es sencilla y efectiva, y puede utilizarla en la actualidad todo el mundo, gracias al facil acceso a los instrumentos financieros. Por último, pero no menos importante, debemos recordar que la cobertura o hedging no es una herramienta perfecta - nunca eliminará completamente el riesgo asociado a una inversión particular, pero puede limitar gran parte del mismo.

Este material es una comunicación publicitaria tal y como se entiende en el artículo 24.3 de la Directiva 2014/65/UE (MiFID II). La presente comunicación publicitaria no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión en el sentido del Reglamento (EU) Nº 596/2014 sobre el abuso de mercado y el Reglamento Delegado (EU) 2016/958 por el que se completa el Reglamento (EU) nº 596/2014, ni se incluye en el ámbito del asesoramiento en materia de inversión recogido en la Ley de los Mercados de Valores y de los Servicios de Inversión (artículo 125.1 g). La presente comunicación publicitaria se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad posible, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis. Esta comunicación publicitaria se ha preparado sin tener en cuenta las necesidades del cliente ni su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. En caso de que la comunicación publicitaria contenga información sobre el rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, esto no constituye ninguna garantía o previsión de resultados futuros. El rendimiento pasado no es necesariamente indicativo de resultados futuros y cualquier persona que actúe sobre esta información lo hace bajo su propio riesgo. Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Xtb logo

Únete a más de 935.000 inversores de todo el mundo

XTB ofrece Acciones, ETFs, Acciones Fraccionadas y Derivados (CFDs). Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.  

XTB ofrece Acciones, ETFs, Acciones Fraccionadas y Derivados (CFDs). Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.