Tipos de tendencias en el trading

Empieza a invertir hoy o prueba una cuenta demo gratuita

Abrir una Cuenta Real PRUEBA UNA CUENTA DEMO Descarga la app móvil Descarga la app móvil

Nada sube o baja en vertical. Esta es la realidad de las tendencias, hubo un momento en que al igual que Neo en Matrix (https://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%ADldora_roja_y_p%C3%ADldora_azul) tuvimos que asumir esto tomándonos la pastilla roja. Esto que entendemos muy bien con la cabeza, parece ser algo que nos cuesta comprender, quizá demasiado. Y es que la visión cortoplacista que tenemos, sobre el mercado, nos hace desentendernos del contexto del activo que estamos operando, más allá de movimiento de cada tick o vela nueva que se va generando. Si el precio sube creemos que subirá siempre, y si baja estaremos convencidos de que el precio seguirá cayendo hasta 0. ¿Cuántos problemas nos trae esto, haciendo que nos precipitemos tomando decisiones desacertadas una y otra vez?

Algo que se estudia en primero de trader, o en parbulitos de Análisis Técnico puede recordarnos una verdad fundamental, si es que hubiera alguna en los mercados. ¿Has oído hablar alguna vez de las tres tendencias del mercado? No me estoy refiriendo a eso de que sube, baja o se queda lateral… Y es que una tendencia es una medida de dirección en el precio. Clasificaciones hay muchas, pero una de las más extendidas es aquella que nos habla de la duración de las mismas, es decir: el tiempo que tardan en desarrollarse, y es que mientras esperamos que los mercados cobren más de dos dimensiones con el desarrollo de los modelos y ordenadores cuánticos (véase artículo http://www.hispatrading.com/es/htm-10/fisica-cuantica-el-nuevo-paradigma-del-trading-trading ) de momento no nos queda otra cosa que analizar el espacio y tiempo de la cosas. Vayamos con el tiempo.

Si alguna vez te has chupado un curso de Análisis Técnico lo primero que te habrán cantado será eso de que hay tres tendencias importantes: tendencia primaria, secundaria y terciaria. Bien lo explicaba el redactor Dow con su teoría, rescatemos un poco de historia para ver cómo aplicarlo en el mercado.

Tendencia primaria: normalmente se habla de que la duración de la misma está en un periodo entre 9 meses y 2 años. Sin duda, nos marca el sentimiento de fondo sobre el ciclo económico y la situación fundamental de un determinado activo, más allá de los sustos de turno o vaivenes de corto plazo en el que se ven envueltos los activos que cotizan en los mercados organizados o desorganizados ( bueno, estos últimos más bien sin organizador centralizado, que no es lo mismo, como las divisas OTC, over the counter o detrás del mostrador, lo que nos evoca la imagen de un tendero detrás de un mostrador para elaborar un producto a la medida del consumidor o en este caso, de las partes). Al tema, que me enrollo. Todo producto que se negocie a mano alzada, en un mercado o regateando en lugar oscuro a escondidas de la ley, reflejará los vaivenes propios de los desequilibrios, incluso mentales, surgidos de una negociación normal entre dos seres vivientes. Lo interesante de una tendencia a largo plazo, como la primaria, será que por mucho que hoy el tendero de turno esté de mal humor y haya subido el precio de las peras (generando una fuerte fluctuación del precio a corto plazo, llamado también ruido) si resulta que este año hay un exceso de oferta, esto es, creciendo peras de toda la vida hasta debajo de las piedras, si el tendero quiere seguir viviendo de su negocio tendrá que ajustar su precio, bajándolo para poder seguir cruzando su precio de venta con la demanda, esto es, la señora Juana vecina del 5ºD que baja con los rulos y en bata a comprar peras para su nieto Manolito. La tendencia a largo plazo es la que es, por muchos sustos que veamos en el corto plazo.

Empieza a invertir hoy o prueba una cuenta demo gratuita

Abrir una Cuenta Real PRUEBA UNA CUENTA DEMO Descarga la app móvil Descarga la app móvil

Es interesante el hecho de observar como las tendencias alcistas tienden a durar más que las bajistas. Ya sabemos que el miedo es más fuerte que la codicia, en la mayoría de las ocasiones y esta máxima parece estar pronunciándose observando cómo los ciclos bajistas en las últimas décadas suelen tener una aceleración más pronunciada que en otros momento de la historia.

Como podemos observar en la acción de Amazon, especialmente desde el 2015 se ha producido una tendencia alcista con una aceleración mayor. A pesar de que el gráfico mensual muestra algunas correcciones, hasta la señora Juana, vecina del 5ºD que comentábamos antes, podría ver que la tendencia es alcista, igual que una pera es una pera.

 

Tendencia intermedia: normalmente encasilladas en la duración comprendida entre seis semanas y nueve meses. No son ni más ni menos que los movimientos intermedios que se producen en la tendencia de más largo plazo. Interrumpen, de esta forma, el movimiento de la tendencia primaria y pueden darse, obviamente, en contra de la misma. Es por eso que si vemos que una tendencia de largo plazo es alcista y durante semanas el precio empieza a caer iniciando una nueva tendencia bajista, a priori, no deberíamos ponernos demasiado nerviosos ya que probablemente estemos ante una corrección de la tendencia primaria.

En el gráfico diario de Amazon podemos ver, como en varias ocasiones, se han producido retrocesos más o menos importantes,  ocasionando una corrección de la tendencia primaria. En especial el segundo, movimiento que duró dos meses y el cual se podría encasillar dentro de la duración de tendencia intermedia. El resto de movimientos, a excepción del primero de los dos que marco en el gráfico que tiene una tendencia bajista que dura unas semanas, el resto de los movimientos intermedios o son alcistas o laterales, pero no bajistas. Esto desde luego marca, como diría un buen analista hablando del pasado, que la acción a mostrado una fortaleza increíble. Como ves, sabiendo esto ya se tienen conocimientos suficientes para participar en un consultorio bursátil.

 

Tendencia a corto plazo: Con una duración de dos a cuatro semanas marca el periodo intermedio de las tendencias intermedias o, como decíamos antes, la interrupción de las mismas. Así que el zig zag que se ve dentro de una tendencia intermedia no es ni más ni menos que una tendencia a corto plazo. Ésta, como ya sabemos, puede estar en consonancia con la tendencia intermedia o no, como veíamos antes.

Con estos tres tipos de tendencias vemos una de las clasificaciones clásicas del concepto que marca el eje central del análisis del mercado, la tendencia. Es absurdo ser demasiado dogmático con elementos en los que ni en su propia definición pueden ser sometidos a parámetros rígidos. Por eso, aunque las duraciones de cada clasificación son las que son, según la doctrina clásica, podrás ver mayores o menores plazos en la formación de la misma. Tampoco nos vamos a meter en debates o discusiones si alguien nos dice que la tendencia a corto plazo es de tres semanas en vez de dos.

Por cierto, ya que estamos hablando de la tendencia a corto plazo, con el auge de internet desde los años noventa hemos visto como la visión de los participantes en el mercado se ha ido volviendo más cortoplacista, hasta niveles nunca imaginados, tanto por su popularidad como por el tiempo al que han ido reduciendo su observación. Y es que un segundo podría parecer un universo en algunos ámbitos. No hablemos ya de 15 minutos para un usuario estándar de Metatrader 4 (¿hay alguien que opere con el 5?). ¿Veremos modificada la clasificación en unos años, recogiendo la fiebre del cortoplacismo? Probablemente.

Lo que nos interesa de todo esto es poder ver el valor práctico que tiene para nosotros más allá de la teoría de la clasificación de la tendencia, que por sí sola de poco nos sirve. Son muchos los autores que han hablado de las ventajas de coordinar diferentes marcos temporales, probablemente el más conocido sea Alexander Elder con su método de la triple pantalla, lo que con un nombre cool viene a decir que la operación más interesante será la resultante de operar un activo que muestre en las tres tendencias en la misma dirección. Aunque Elder no habla de realizar operaciones en los marcos temporales que hemos hablado antes sí explica las ventajas de operar cuando las tres tendencias de un activo, sea el marco temporal que sea, se encuentran apuntando en la misma dirección.

¿Cómo podemos seguir aprovechando esto? Obviamente buscando puntos de compra en los retrocesos de las tendencias intermedias, afinando el punto de entrada en el marco temporal más a corto plazo. Recetas hay muchas. ¿La mejor? Aquella que se adapte a nuestra forma de operar, pero siempre recordando que nada sube o baja en vertical, bienvenido al Matrix de las tendencias.

Buen trading 

 

Alejandro de Luis se declara a sí mismo como un entusiasta de los mercados financieros, es uno de los referentes en su profesión avalándole los resultados. Después de desarrollar su carrera como trader de una sociedad bursátil Alejandro está centrado en la gestión propietaria siendo además responsable de una sala de trading en la que cada día deja ver a quienes asisten a ella como se desenvuelve con el mercado en tiempo real, sin más medios que el mercado y él. Además es autor de "En la ola del mercado" y editor junto con Hispafinanzas, de la primera revista de trading en castellano: Hispatrading Magazine. En ella se juntan las principales figuras tanto del ámbito nacional como internacional.

Empieza a invertir hoy o prueba una cuenta demo gratuita

Abrir una Cuenta Real PRUEBA UNA CUENTA DEMO Descarga la app móvil Descarga la app móvil