¿Qué es la operativa con CFDs?

3 minute(s)
Introducción a los CFDs - ¿Qué es la operativa con CFDs?

El término CFD refiere a contrato por diferencia. El trading de CFD le permite tomar una posición en el valor de un instrumento y predecir si este subirá o caerá. Es importante recordar que como es un producto derivado, usted no es dueño del activo directamente. Esto lo salva de los costos físicos de operación como el UK Stamp Duty, y simplemente lo que está haciendo es operar con el movimiento de los precios.

El contrato en sí mismo es un acuerdo entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre del instrumento, por esta razón el término “contrato por diferencia”.  

 

Explicación de operativa con CFDs

A diferencia de formas tradicionales de trading, los CFDs dan la posibilidad de obtener ganancias tanto en mercados a la baja como al alza.

Si usted cree que el precio de un activo subirá, irá en largo o “buy” y su ganancia crecerá con cada incremento del precio.
Si usted cree que el precio de un activo caerá, irá en corto o “sell” y su ganancia crecerá con cada caída del precio. Obviamente, si el mercado no se mueve en la dirección esperada por usted, sufrirá perdidas.

Si usted cree, por ejemplo que el precio de la acción de Apple caerá, usted simplemente irá en corto en la acción de Apple y sus ganancias crecerán con cada caída del precio por debajo del de apertura. Sin embargo, si el precio de la acción de Apple crece, usted sufrirá una pérdida por cada subida en el precio. El volumen de las ganancias o pérdidas dependerán del tamaño de la posición (tamaño del lote) y el movimiento de precios del mercado, que está explicado en detalle aquí.

La posibilidad de ir en largo o corto en sintonía con el hecho de que los CFDs son un producto apalancado hace de esta una de las formas más flexibles y populares de hacer trading en corto plazo en los mercados financieros actualmente.

 

Listo para probar con una demo?

¡DESCARGA UNA AQUÍ!

 

Usar apalancamiento en CFDs

Los CFDs son un producto apalancado. Esto significa que usted gana una exposición de mercado mucho mayor para un depósito inicial relativamente pequeño, lo que significa que su retorno de su inversión es significativamente mayor que en otras formas de negociación.

En la negociación convencional, usted tendría que pagar a su corredor el valor total del activo que desea comprar - pero con los CFDs, sólo se le requiere proporcionar una fracción de la misma operación, por lo que puede hacer su cantidad de inversión mucho mayor.

Digamos que usted quiere comprar 10.000 acciones de Barclays y el precio de la acción es 280p, lo que significa que la inversión total le costaría £ 28.000 - sin incluir la comisión u otras tasas que su corredor cobraría por la transacción.

Con los CFD, sin embargo, sólo necesita un pequeño porcentaje del valor total de la operación para abrir la posición y mantener el mismo nivel de exposición. En XTB, le damos 10: 1 (o 10%) de apalancamiento sobre las acciones de Barclays, por lo que sólo tendría que realizar un deposito inicial de £2.800 para negociar la misma cantidad.

Si las acciones de Barclays suben un 10% a 308p, el valor de la posición es ahora de £ 30.800. Así que con un depósito inicial de sólo £2.800, esta operación de CFD ha obtenido una ganancia de £ 2.800, que es un 100% de retorno de la inversión, en comparación con sólo un 10% si las acciones fueran compradas físicamente.

Lo importante a recordar acerca del apalancamiento, sin embargo, es que mientras puede magnificar sus beneficios, sus pérdidas también se magnifican de la misma manera. Así que si los precios se mueven en su contra, sus pérdidas podrían exceder su depósito inicial, por lo que es importante entender cómo gestioar el riesgo.

 

¿En qué mercados puede operar CFDs?

Ofrecemos contratos por diferencia en más de 700 mercados globales y múltiples clases de activos, todos con la capacidad de utilizar apalancamiento e ir comprado o vendido:

Forex
Indices
Shares
Materias Primas
ETFs

Este material es una comunicación publicitaria tal y como se entiende en el artículo 24.3 de la Directiva 2014/65/UE (MiFID II). La presente comunicación publicitaria no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión en el sentido del Reglamento (EU) Nº 596/2014 sobre el abuso de mercado y el Reglamento Delegado (EU) 2016/958 por el que se completa el Reglamento (EU) nº 596/2014, ni se incluye en el ámbito del asesoramiento en materia de inversión recogido en la Ley del Mercado de Valores (artículo 140.1 g). La presente comunicación publicitaria se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad posible, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis. Esta comunicación publicitaria se ha preparado sin tener en cuenta las necesidades del cliente ni su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. En caso de que la comunicación publicitaria contenga información sobre el rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, esto no constituye ninguna garantía o previsión de resultados futuros. El rendimiento pasado no es necesariamente indicativo de resultados futuros y cualquier persona que actúe sobre esta información lo hace bajo su propio riesgo. Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 82% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.