Invertir en acciones: ¿Qué es la inversión en Acciones?

11 minute(s)

Invertir en Acciones

En este artículo aprenderás:

  • Acciones como instrumentos financieros
  • ¿Qué es el mercado de Acciones?
  • ¿Cómo comprar Acciones?
  • ¿Inversión u operativa?
  • Análisis fundamental vs análisis técnico
  • Conclusión

Invertir en acciones se ha vuelto más popular en el año 2020 tras la caída en los mercados debido al Covid-19. Esto no debería ser una sorpresa - vivimos en un entorno de bajos tipos de interés ya que los bancos centrales han relajado sus políticas monetarias. Esto quiere decir que ahorrar dinero a través de instrumentos seguros (cuentas de ahorro o bonos del gobierno) se ha vuelto muy difícil o, en muchos casos, imposible. Aparte, los grandes brokers a nivel global han hecho que la inversión en acciones sea algo sencillo, conveniente y de bajo coste. Muchos futuros inversores probablemente se están preguntando qué es el mercado de acciones, qué es la inversión en acciones, y finalmente, cómo invertir en la bolsa. Veremos estos puntos en este artículo. 

Acciones como instrumentos financieros

Comencemos con las exlicación de qué es una acción, que es esencial antes de realizar cualquier inversión en el mercado de acciones. Las acciones (llamadas “al contado”), son activos que representan la propiedad de una fracción de una empresa. Existe también el término “participación”, que en teoría es ligeramente diferente comparado con las “acciones”. Las participaciones pueden referirse a distintos tipos de inversión, como por ejemplo fondos comunes, ETFs o firmas privadas. Por otro lado, las acciones se refieren exclusivamente a los activos operados en la bolsa. Sin embargo, el término “activos”, “acciones” y “participaciones” se usan indistintamente en situaciones del día a día

A medida que las empresas emiten acciones para recaudar fondos para invertir en sus negocios, los accionistas tienen derecho a recibir dividendos y derechos de votación ya que técnicamente son dueños de una parte de la empresa (esa porción depende de la cantidad de participaciones). El punto clave para comprender cómo funciona el mercado de las acciones es digerir la idea de la inversión - ¿cómo es posible que alguien pueda adquirir parte de una empresa? La respuesta es bastante simple - invertir en acciones es posible para inversores de todo el mundo (tanto institucionales como minoristas) ya que las empresas en las que se puede invertir de manera pública están listadas en la bolsa (también conocida como mercado o bolsa de valores).

Explicación del mercado de Acciones

¿Qué es el mercado de acciones?

Como ya se ha mencionado más arriba, las empresas pueden estar listadas en el mercado de valores. El proceso de formar parte de una empresa en la que se invierte públicamente se llama Oferta Pública Inicial (OPI). Cuando una empresa pasa a ser pública, sus acciones se pueden comprar y vender en el mercado secundario, o mercado bursátil. Por tanto el mercado actúa como intermediario - es un lugar centralizado donde los compradores y vendedores realizan transacciones. Tradicionalmente, el mercado de valores era un lugar físico, pero ha cambiado mucho debido a los avances tecnológicos y ahora también se puede invertir de manera electrónica (onoine).

El precio de una acción puede subir o bajar - las fluctuaciones en el precio de la acción las causan los cambios en la oferta y demanda de la acción. Normalmente, si la compañía es un negocio de éxito con perspectivas prometedoras, su precio por acción debería subir. La situación fundamental de la empresa es de vital importancia, por lo tanto los inversores se centran en la actuación financiera y reaccionan a los informes de beneficios. Sin embargo existen otros factores que afectan a los precios de las acciones, como por ejemplo, los datos macroeconómicos de economías clave, el nivel de los tipos de interés o el sentimiento del mercado reflejado en las noticias financieras importantes. Los inversores y analistas experimentados intentan constantemente identificar las mejores acciones en las que invertir. Como resultado, podemos asumir que a largo plazo los precios de las acciones reflejan toda esta información - la idea se conoce como la hipótesis del mercado eficiente (EMH). El Departamento de Investigación de XTB prepara a diario análisis y comentarios sobre los eventos actuales del mercado a nivel local y global. Nuestros analistas prepararon un listado de 15 activos interesantes en los que invertir en 2021, que puedes encontrar aquí.

Capitalización en todo el mundoFuente: howmuch.net

¿Cómo comprar acciones?

Incluso aunque hemos tratado el tema de cómo funciona el mercado de valores, todavía puede que te preguntes ¿Cómo comprar acciones? Para poder acceder al mercado, un futuro inversor necesita tener una cuenta abierta en un broker. En el pasado, los inversores necesitaban la ayuda directa de un broker de acciones para poder comprar o vender activos, por ejemplo, a través del teléfono. Sin embargo, la industria ha cambiado mucho en los últimos años, y los principales brokers han desarrollado sencillas plataformas y aplicaciones de inversión. Como resultado, la inversión en acciones se ha vuelto mucho más accesible para la gente, y ahora se pueden comprar o vender acciones con tan solo un par de clicks. 

No obstante, lo que no ha cambiado es la importancia de elegir al broker apropiado. El mejor broker no solo debe facilitar una inversión en acciones conveniente y a bajo coste, si no también apoyar a sus clientes con formación y noticias de actualidad. Esta es una decisión crítica de cada inversor, por lo que hemos escrito un artículo completo dedicado a este asunto para estudiarlo en profundidad. Lo puedes encontrar aquí.

Una vez abierta la cuenta, y con fondos, ya puedes realizar tu primera inversión y monitorizar tus posiciones. También sería recomendable conocer de antes la plataforma de inversión. Los brokers a menudo utilizan tutoriales, pero a la vez también ajustan sus plataformas de manera que cada vez sean más intuitivas. Ahora, un futuro inversor pensará ¿cómo practico la inversión en acciones? ¿cómo elijo las compañías adecuadas? A continuación te presentamos varios conceptos importantes para la inversión en acciones.

¿Invertir u operar? 

Al principio es importante comprender la diferencia entre invertir y operar. Aunque ambas palabras a menudo se utilizan indistintamente, representan dos enfoques diferentes para los participantes del mercado. La inversión suele estar relacionada con inversores a largo plazo que aplican estrategias de compra y espera. Su objetivo es seleccionar acciones prometedoras y quedarse con ellas durante meses o años. Este grupo de inversores presta atención a los fundamentos de ciertas empresas o sectores. Hablando en general, existen dos tipos de inversores - los inversores de crecimiento y los inversores de valor. Los primeros representan empresas de las que se espera que produzcan altos niveles de crecimiento de beneficios en el futuro. Ya que sus precios de acciones podrían superar al mercado, a menudo pagan dividendos, que es otra fuente de beneficios para los inversores. Si estás interesado en aprender sobre dividendos, definitivamente deberías leer este artículo titulado “Invertir en dividendos”. 

Por otro lado, la operativa a menudo se asocia a un enfoque a corto plazo. Los traders a menudo intentan obtener beneficios de los rápidos movimientos de los precios. Por ejemplo, podrían comprar cierta acción antes de la publicación del informe de beneficios o después de una inesperada caída de precios, esperando que las acciones reboten. Algunos traders mantienen sus posiciones durante menos de un día, lo que se llama trading intradía. Los traders generalmente son participantes del mercado ya experimentados que se pasan mucho tiempo monitorizando los mercados y buscando las ineficiencias en los mismos. Los traders de éxito aplican estrategias y se adhieren a sus reglas, por ejemplo, siempre introducen una orden stop-loss. Aparte de esto, pueden especular sobre si cierto activo caerá, lo que se llama trading en corto. Algunos, los que han acumulado suficiente capital y experiencia propia en el mercado, a menudo son capaces de vivir de la inversión. 

Análisis fundamental vs análisis técnico

Existen dos enfoques principales para la inversión de dinero en el mercado de valores - el análisis fundamental y el análisis técnico. Ambos conceptos tienen sus propios partidarios, que a menudo debaten entre ellos. Unos opinan que el análisis fundamental es el único enfoque válido, mientras que los otros opinan que el análisis técnico es el único que da buenos resultados. Sin embargo, igual que con muchos dilemas, la verdad queda un poco entre ambos.

El análisis fundamental es un método para evaluar el valor intrínseco de una acción. Los inversores tienden a analizar no solo las fortalezas y debilidades de una cierta empresa, si no también las condiciones económicas globales. Los inversores institucionales y minoristas experimentados habitualmente construyen complejos modelos para calcular el precio objetivo de una acción, dado su asunción sobre los futuros beneficios de la empresa. Como resultado, son capaces de verificar si una acción está infravalorada o sobrevalorada en cierto momento. Los brokers cubren una gran parte de las empresas listadas, y los departamentos de investigación publican regularmente informes, que pueden ser de gran ayuda mientras se investiga una acción.

Por otro lado, el análisis técnico se basa en un gráfico creado con los movimientos del precio. En este caso, los participantes del mercado intentan identificar patrones y buscan señales variadas con el fin de determinar hacia dónde se está moviendo el mercado. Los inversores y traders experimentados utilizan una amplia variedad de indicadores y llevan a cabo decisiones de compra o venta basándose en ellos. Y aunque el análisis técnico es un tema muy amplio, un futuro inversor no necesita saber todo sobre él para tener éxito. Existen ciertos conceptos simples que son suficientes para embarcarnos en la inversión, por ejemplo, niveles de apoyo y resistencia, medias móviles o análisis de volumen. También hay analistas técnicos entre los empleados de los brokers, lo que quiere decir que el contenido a menudo incluyen comentarios basándose en análisis técnico - de nuevo algo que puede ayudar en el aprendizaje de cómo invertir en acciones..

¿Entonces cuál es el mejor enfoque? Normalmente se dice que los traders aplican en análisis técnico mientras que los inversores a largo plazo se centran únicamente en el fundamental. Esto es cierto hasta cierto punto. Alguien dijo una vez que “El análisis técnico es lo único que importa a corto plazo mientras que el análisis fundamental es lo único que importa a largo plazo”. Aquí vale la pena señalar que los movimientos de precios dependen de muchos factores, incluyendo el sentimiento general del mercado, por lo que probablemente no sea especialmente acertado fijarse únicamente en una sola estrategia de inversión (ya sea análisis técnico o fundamental). Aplicar diferentes conceptos suele ser la mejor solución, y es una práctica común que los analistas fundamentales utilicen el análisis técnico para encontrar los mejores puntos de entrada. Y también los defensores del análisis técnico prestan atención a algunos puntos del análisis fundamental también de vez en cuando.

Conclusión

La inversión en acciones es un largo camino lleno de aprendizaje, posibles enormes victorias, pero a veces también fracasos. Lo que es cierto es que ayuda a construir el carácter ya que la psicología desempeña un papel fundamental tanto en la inversión de acciones como en la operativa a corto plazo. Deberíamos tener en cuenta que los futuros inversores no deben sentirse desesperanzados por la falta de conocimiento ya que incluso los mejores inversores de la historia no sabían nada sobre las acciones al comienzo de su vida inversora. Empezar con pequeños pasos y aprender a través de la experiencia probablemente dará los mejores resultados. Ya que internet está lleno de recursos sobre la inversión en acciones para principiantes, o los fundamentos del análisis fundamental, la compra de acciones nunca ha sido más sencilla.

 

 

Este material es una comunicación de marketing tal y como se entiende en el Art. 24 (3) de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo del 15 de mayo de 2014 sobre los mercados en los instrumentos financieros y la Directiva 2002/92/CE así como la Directiva 2011/61/EU (MiFID II). La presente comunicación de marketing no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión tal y como se indica en el Reglamento (EU) Nº 596/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo del 16 de Abril de 2014 sobre el abuso en los mercados (reglamento de abuso en los mercados) y derogatoria de la Directiva 2003/6/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y Comisiones Directivas 2003/124/EC, 2003/125/EC y 2004/72/EC y Comisión Delegada del Reglamento (EU) 2016/958 del 9 de Marzo de 2016, Reglamento suplementario (EU) Nº 596/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo con respecto a los estándares técnicos regulatorios para la disposición técnica y presentación objetiva de recomendaciones de inversión u otra información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión para la divulgación de intereses particulares o conflictos de interés u otro tipo de consejo, incluyendo en el ámbito del asesoramiento en inversiones, dentro del significado que se le atribuye en Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores (artículo 140.1 g). La presente comunicación de marketing se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis, tomando en consideración los términos más ventajosos para el Cliente y bajo condiciones de mercado uniformes. La presente comunicación de marketing se ha preparado sin considerar las necesidades del Cliente, su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. Tampoco constituye una oferta ni recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, subscripción, invitación a comprar, anuncio o promoción de ningún instrumento financiero.La comunicación de marketing en ningún caso inducirá a confusión o engaño al Cliente. X-Trade Brokers Dom Maklerski S.A (XTB), no es responsable de las acciones u omisiones del Cliente, especialmente por la adquisición o disposición de instrumentos financieros, realizados en base a la información que contiene la presente comunicación de marketing. En caso de que la comunicación de marketing contenga cualquier información sobre cualquier rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, estos no constituyen ninguna garantía o previsión de resultados futuros.

Este material es una comunicación publicitaria tal y como se entiende en el artículo 24.3 de la Directiva 2014/65/UE (MiFID II). La presente comunicación publicitaria no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión en el sentido del Reglamento (EU) Nº 596/2014 sobre el abuso de mercado y el Reglamento Delegado (EU) 2016/958 por el que se completa el Reglamento (EU) nº 596/2014, ni se incluye en el ámbito del asesoramiento en materia de inversión recogido en la Ley del Mercado de Valores (artículo 140.1 g). La presente comunicación publicitaria se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad posible, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis. Esta comunicación publicitaria se ha preparado sin tener en cuenta las necesidades del cliente ni su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. En caso de que la comunicación publicitaria contenga información sobre el rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, esto no constituye ninguna garantía o previsión de resultados futuros. El rendimiento pasado no es necesariamente indicativo de resultados futuros y cualquier persona que actúe sobre esta información lo hace bajo su propio riesgo. Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 82% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 82% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.  

Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 82% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.