¿Cómo empezar a invertir en el S&P 500?

Temas relacionados:
Tiempo de lectura: 14 minute(s)
El índice S&P 500 es conocido como la primera medida del desarrollo de la economía de Estados Unidos y sentimiento del mercado. Analistas de todo el mundo monitorizan este índice.

Al índice Standard and Poor’s 500 se le conoce como uno de los medidores clave de la fuerza de la economía de EEUU. El índice tiene una media anual de beneficio de casi el 14%, lo que anima a muchos inversores. La inversión en el S&P 500 se considera una muestra de fe en la economía Americana y su éxito. 

Uno de los inversores más populares que ha hecho fortuna con el S&P 500 es Warren Buffet, que comenzó invirtiendo en el negocio Americano allá por 1960 al comprar por aquel entonces un fondo creado de manera reciente que monitorizaba el comportamiento de las acciones de las 500 empresas más grandes de América. Buffet argumentó su decisión con la creencia en la “fortaleza” y el “crecimiento” de la economía Americana como la que tenía más capital y el llamado “smart-money”. El mercado de acciones, sin embargo, va de la mano de las emociones, y el índice también experimenta volatilidad. Es por esto que los derivados financieros como los futuros basados en el precio del S&P 500 se han vuelto tan populares con los años.

En este artículo describimos qué es en realidad el índice S&P 500, cómo se construye y cómo empezar a invertir en él.

¿Qué es el índice S&P 500?

Se trata de un índice que monitoriza la capitalización de mercado de las 500 empresas que lo constituyen, midiendo el valor de sus acciones aceptadas para la oferta pública (flotante libre). El índice tal y como lo conocemos hoy se creó en 1957, aunque la tarea de crear un índice como este aún continuaron.

La capitalización de mercado de cada compañía se calcula multiplicando el número de acciones por su precio actual. Si la empresa tiene 5 millones de acciones en manos de accionistas y el precio actual de cada acción es de 400$, entonces la capitalización de mercado (o valor) de la empresa es de dos mil millones de dólares. Resumiendo: el valor de la empresa es de 2 millones de dólares. Si añadimos la capitalización de mercado de cada compañía listada en el índice, obtenemos el valor total del índice.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que cada compañía del S&P 500 tiene su propio peso específico, obtenido al dividir la capitalización individual de mercado de la empresa entre la capitalización de mercado total del S&P 500. Por tanto, son las empresas más grandes las que más influencia tienen sobre el valor y la cotización del índice. 

Sectores de las empresas del Índice S&P 500:

  • Información tecnológica: ca. 28%
  • Salud: ca. 13%
  • Productos de consumo discrecional: ca. 13%
  • Financiero: ca. 11.0%
  • Servicios de Comunicación: ca. 11%
  • Industriales: ca. 8%
  • Productos de primera necesidad: ca. 5.5%
  • Energía: ca. 3%
  • Inmobiliarias: ca. 2.5%
  • Materiales: ca. 2.5%
  • Servicios públicos: ca. 2.5%

Orígenes del S&P 500

La historia del índice empezó con Henry Varnum Poor, que fundó en 1860 Poor's Publishing, y publicó una guía del inversor para la industria del ferrocarril, que fue una innovación en el momento (un conocido caso de burbuja especulativa en las empresas del ferrocarril). En 1923, la Standard Statistics Company (Empresa de Estadísticas Estándar) comenzó a puntuar los bonos hipotecarios y creó un índice que incluía a 233 empresas americanas y lo calculaba semanalmente. Tres años después, la empresa desarrolló un índice de 90 empresas y empezó a introducir cotizaciones diarias. En 1941, Poor's Publishing sufrió una fusión con Standard Statistics - se creó Standard & Poor's, el conocido hoy día como S&P.

El lunes 4 de mayo de 1957, el índice se expandió para monitorizar el desarrollo de 500 grandes empresas estadounidenses. El nombre cambió a S&P 500 Stock Composite Index. Las empresas como AT&T, General Motors, Exxon Mobil, U.S Steel, General Electric y Ford Motor representaban la fuerza del índice en ese momento. 

¿Cómo funciona el S&P 500?

Igual que otros índices gestionados por Standard and Poor’s, los que constituyen el Índice S&P 500 se seleccionan en un comité especializado de acuerdo a unas normas establecidas.

El comité utiliza 8 criterios básicos para analizar el valor de una empresa: capitalización de mercado, liquidez, domicilio, flotante público, Estándares de Clasificación de Industrias Globales (GICS) y representación de la industria en la economía de EEUU, rentabilidad, periodo de tiempo que lleva abierta a la inversión pública en un mercado, y la junta de directores de la empresa debe ser pública.

Los requisitos específicos son:

  • Una capitalización de mercado igual o mayor a 13.1 mil millones de dólares.
  • Annual dollar value traded to market capitalization adjusted for the number of shares duplicated greater than 1.0
  • Minimum monthly trading volume of 250,000 shares in each of the six months preceding the date of the committee's decision.
  • Publicly listed on the New York Stock Exchange NYSE or NASDAQ
  • La compañía debe ser originaria de Estados Unidos.
  • The following are not eligible for the index: limited partnerships, master limited partnerships, investment trust units, OTC Bulletin Board issues, closed-end funds, ETFs, ETNs, royalty trusts, tracking stocks, preferred stocks, unit trusts, equity warrants, convertible bonds, investment trusts, American depositary receipts and American depositary shares.
  • Desde 2017, las compañías con dos o más tipos de acciones no pueden entrar en el índice (empresas que sí están dentro del índice ahora mismo, y con dos tipos de activos, son por ejemplo Berkshire Hathaway y Alphabet).
  • El índice se reconstruye trimestralmente para continuar siendo un indicador fiable del crecimiento de la economía de Estados Unidos.

Posicionarse largo en el US500

Una posición larga de “COMPRA” es particularmente popular cuando el mercado está de buen humor y los inversores se sienten a salvo, o cuando surgen circunstancias externas que pueden traer un sentimiento positivo al mercado. Aquí es cuando un rebote puede ser especialmente dinámico.

En tal situación, si asumimos que la economía de Estados Unidos puede experimentar una mejora en el sentimiento del inversor tras algún evento económico o político, nos posicionamos largos en el US500. Normalmente, los inversores ávidos del riesgo, vuelven rápidamente a sus inversores tan pronto como existe un sentimiento positivo en el mercado. El mercado de acciones de Estados Unidos ha demostrado una y otra vez que puede recuperarse incluso de los mayores reveses. Es por eso que los compradores son rápidos.

Si el sentimiento del mercado mejora de verdad, tu predicción es correcta y obtendrás beneficios invirtiendo al alza en el US500. Por otro lado, si te posicionaste largo y el mercado prevé caídas, podrías producir pérdidas.

Una posición corta en US500

Una posición corta de "VENTA" es especialmente popular cuando existe miedo e incertidumbre en el mercado, o cuando existen circunstancias externas que podrían provocar el retorno de un sentimiento negativo. 

En este caso, si asumimos que la economía podría experimentar un grave deterioro en el sentimiento del inversor tras un anuncio económico o político, puedes posicionarte en corto en el US500. También puedes posicionarte corto si crees que las condiciones de la economía de Estados Unidos se deteriorarán a corto plazo. De esta forma puedes llevar a cabo estrategias para eventos específicos mundiales que pueden incrementar la volatilidad de los precios de acciones y, a la larga, los índices.

Si efectivamente el miedo está presente en el mercado, tu predicción será correcta y obtendrás beneficios al invertir en la caída de los precios del US500. Y al contrario, si te posicionas corto y el mercado sube, tu posición probablemente registrará pérdidas. 

El mejor momento para empezar a invertir en S&P 500

El precio del índice S&P 500 tiende a realizar acciones no muy largas en comparación con el NASDAQ. Estas son generalmente bien conocidas, grandes empresas como Berkshire Hathway o Microsoft, por lo que la volatilidad no es muy alta. Pero en periodos de pánico o situaciones de inestabilidad en el mundo, los inversores a menudo abandonan los activos de riesgo durante una temporada y vuelven a la inversión más estable con el oro o el efectivo. Por lo que incluso aunque los índices seguros como el S&P500 pueden tener un enorme 10 por ciento o más de venta. El crecimiento es más calmado que en una venta. Cuando el índice crece y la economía es buena, los precios no dejan de crecer. Esto se puede atribuir a factores macroeconómicos que están provocando que los inversores vuelvan a la inversión.

El índice Standard & Poor está cotizado por las empresas más grandes y transparentes que proporcionan productos y soluciones para países de todo el mundo como grandes bancos (P Morgan, Bank of America, Citi Group, BB&T, Bank of New York Mellon or Goldman Sachs), fabricantes (Coca-Cola Company, Pfizer, Johnson & Johnson, Procter & Gamble) e incluso empresas tecnológicas (Microsoft, Apple, AT&T, Visa, Nvidia).

Ten en cuenta que los datos presentados se refieren a los datos de rendimiento pasados y que éstos no son un indicador fiable del rendimiento futuro.  

El índice SP500 tiende a subir cuando los tipos de interés se mantienen bajos. Una gran cantidad de inversores busca retornos rentables en un mercado de acciones arriesgado. El mercado de acciones a menudo reacciona de manera nerviosa a las noticias de subidas de tipo de interés por parte de la Fed.

A pesar de una mayor volatilidad y riesgo, el NASDAQ a menudo proporciona más rentabilidad incluso que el índice S&P 500. Por tanto, se puede decir que los inversores del NASDAQ aceptan mayor volatilidad a expensas de una posible mayor rentabilidad.

Sin duda es un buen momento para interesarse en el índice S&P500 durante periodos de pandemia, lo que provoca una gran venta. Los negocios americanos solían recuperarse rápido tras situaciones de pánico. Un gran número de inversores contrarios buscando una tendencia invertida podrían posicionarse largos “COMPRAR” anticipando un rebote del precio. De la misma manera, en el caso de euforia cuando el índice está en máximos históricos, los inversores aversos al riesgo podrían buscar un periodo de debilidad en los mercados globales para posicionarse cortos “VENDER” en el S&P500, apostando por las caídas.

Un momento interesantes para empezar a invertir en el S&P500 es cuando las mayores empresas del índice publiquen sus resultados financieros trimestrales o anuales, así como eventos mundiales que puedan provocar una alta volatilidad, como por ejemplo reuniones de la FED, reuniones políticas importantes o varias crisis militares.

¿Cómo empezar a invertir en el S&P 500 (US500)?

La inversión en S&P500 está disponible en nuestra plataforma de inversión xStation, y puedes invertir en las mayores empresas americanas a través de los CFD’s (contratos por diferencias) en el US500, y aprovechar el potencial completo del apalancamiento. 

Al invertir en US500, puedes aprovechar la volatilidad del mercado y abrir posiciones durante movimientos rápidos de precio. El apalancamiento es arriesgado, pero por supuesto puede también multiplicar los beneficios diarios del inversor. La inversión en US500 está dedicada a inversores activos que no tienen problemas con la volatilidad del mercado.

Gracias al apalancamiento 1:20, tan solo necesitarás el 5% del margen para abrir una posición. Al utilizar 100 USD (dólares) puedes abrir una posición de 20.000 USD (dólares). Debido a que los instrumentos CFDs apalancados tienen un potencial alto riesgo, la rentabilidad de la posición puede ser alta, así como la posible pérdida. La inversión en CFDs en el US500 ofrece a los inversores la oportunidad de abrir posiciones cortas y largas. Las posiciones ofrecen a los inversores la oportunidad de obtener beneficios cuando los precios caen.

Para saber más sobre los CFDs y el apalancamiento financiero, puedes leer más aquí: https://www.xtb.com/es/forex

Las únicas tasas que se pagan son los spreads (diferencia entre el precio de compra ASK y el precio de venta BID) y puntos swap. El spread es muy pequeño y cuesta algunos céntimos, dependiendo del tamaño de tu posición. Los puntos swap son los costes en los que incurre el broker para financiar las posiciones apalancadas; los swaps se cargan de manera diaria a las posiciones abiertas en el instrumento US500.

Al invertir en contratos de emisiones, puedes aprovechar la volatilidad del mercado y las posiciones abiertas durante movimientos rápidos de precio. El apalancamiento es un instrumento de alto riesgo y puede incurrir en pérdidas, pero también puede multiplicar los beneficios diarios del inversor.

Invertir en US500 es especulativo, y para los inversores activos solo importan las fluctuaciones de precio en este instrumento. Este tipo de contrato es un acuerdo financiero que abona la diferencia en el precio entre la transacción de apertura y cierre sin ninguna entrega física del instrumento enque se invierte.

La inversión online te permite invertir en el S&P500 sin salir de casa, sin comisiones y con spreads bajos. También, debido a la gran liquidez de este producto, puedes cerrar tu posición con tan solo un click en cualquier momento mientras el mercado esté abierto. Es por ello que la inversión online en contratos tiene tantas ventajas y es tan popular. 

Invertir en S&P 500

Invertir con apalancamiento en índices conlleva riesgo por supuesto, pero las posiciones correctamente introducidas puede ofrecer altas rentabilidades en dichas inversiones. Las empresas que debutan en el S&P500 a menudo ven incrementos porque a fondos mutuos que siguen al índice se les pide que compren sus acciones. Para los inversores que no son muy activos y prefieren tan solo inversiones pasivas en las mayores 500 empresas americanas, también ofrecemos ETFs, dando exposición al índice S&P500 con:

  • Accumulating ETF iShares Core S&P 500 CSPX.UK
  • Distributing ETF iShares IDUS.UK (dividend) 
  • SPDR S&P 500 ETF SPY5.UK  
  • Beta ETF S&P 500 ETFBSPXPL.PL 

También puedes invertir en ETFs en ramas específicas del S&P 500 como:

  • ETF del Sector de comunicaciónr S&P 500 iShares IUCM.UK
  • Consumer discretionary ETF S&P 500 iShares IUCD.UK 
  • ETF del Sector de la Energía S&P 500 iShares IUES.UK 
  • ETF del Sector Financiero S&P 500 iShares IUFS.UK
  • ETF del sector de la información tecnológica S&P 500 iShares QDVE.DE 
  • Utilities ETF S&P 500 iShares IUUS.UK

Puedes leer más sobre la inversión en ETFs aquí: https://www.xtb.com/es/etfs

También ofrecemos acciones cotizadas en el S&P500 incluyendo Apple AAPL.US, Microsoft MSFT.US, Amazon AMZN.US o Berkshire Hathaway BRKA.US y otras muchas empresas tecnológicas.

Precio del índice S&P 500 (US500)

El S&P 500 es conocido como un instrumento muy volátil, y el precio puede sufrir grandes movimientos en cualquier momento. Es por eso que seguir la cotización del S&P 500 es muy importante para los inversores. En xStation, proporcionamos cotizaciones en tiempo real para contratos a futuros en el S&P 500 ofreciendo el instrumento US500.

Horario Operativo del S&P500 (US500)

¿Y qué hay del horario de disponibilidad del S&P 500 (US500)? Esta información es especialmente importante para los traders intradía. La inversión en US500 está disponible 4 días a la semana desde las 00:05 CET a las 23:00 CET con un corto descanso a las 22:15 CET hasta las 22:30 CET de lunes a jueves, y de 00:05 CET a 22:00 CET los viernes. La inversión en el US500 no está disponible durante los fines de semana en nuestra plataforma. El precio del US500 es estático cuando el mercado está cerrado. En cualquier otro momento los precios fluctúan constantemente.

Por supuesto, el mejor momento para empezar a invertir en el S&P500 es durante los periodos de mayor volatilidad, cuando los inversores sienten emociones extremas y entra un gran volumen al mercado. Cuando el miedo o la codicia aparecen en los mercados, el volumen del índice se incrementa. Esta situación es una gran oportunidad para los inversores activos y con tolerancia al riesgo, que puede utilizar el apalancamiento para obtener grandes beneficios en posiciones tanto largas como cortas.

 

 

Esta guía se proporciona sólo con fines de información general y de comercialización. Cualquier opinión, análisis, precio u otro contenido no constituye asesoramiento de inversión o recomendación en el sentido de la Ley de 29 de julio de 2005 sobre la negociación de instrumentos financieros. El rendimiento pasado no es necesariamente indicativo de resultados futuros, y cualquier persona que actúe sobre esta información lo hace bajo su propio riesgo. XTB no aceptará responsabilidad por cualquier pérdida o daño, incluyendo, entre otros, cualquier pérdida de beneficios, que pueda surgir directa o indirectamente del uso o dependencia de dicha información. 

Este material es una comunicación de marketing tal y como se entiende en el Art. 24 (3) de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo del 15 de mayo de 2014 sobre los mercados en los instrumentos financieros y la Directiva 2002/92/CE así como la Directiva 2011/61/EU (MiFID II). La presente comunicación de marketing no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión tal y como se indica en el Reglamento (EU) Nº 596/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo del 16 de Abril de 2014 sobre el abuso en los mercados (reglamento de abuso en los mercados) y derogatoria de la Directiva 2003/6/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y Comisiones Directivas 2003/124/EC, 2003/125/EC y 2004/72/EC y Comisión Delegada del Reglamento (EU) 2016/958 del 9 de Marzo de 2016, Reglamento suplementario (EU) Nº 596/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo con respecto a los estándares técnicos regulatorios para la disposición técnica y presentación objetiva de recomendaciones de inversión u otra información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión para la divulgación de intereses particulares o conflictos de interés u otro tipo de consejo, incluyendo en el ámbito del asesoramiento en inversiones, dentro del significado que se le atribuye en Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores (artículo 140.1 g). 

La presente comunicación de marketing se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis, tomando en consideración los términos más ventajosos para el Cliente y bajo condiciones de mercado uniformes. La presente comunicación de marketing se ha preparado sin considerar las necesidades del Cliente, su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. Tampoco constituye una oferta ni recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, subscripción, invitación a comprar, anuncio o promoción de ningún instrumento financiero.La comunicación de marketing en ningún caso inducirá a confusión o engaño al Cliente. 

X-Trade Brokers Dom Maklerski S.A (XTB), no es responsable de las acciones u omisiones del Cliente, especialmente por la adquisición o disposición de instrumentos financieros, realizados en base a la información que contiene la presente comunicación de marketing. En caso de que la comunicación de marketing contenga cualquier información sobre cualquier rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, estos no constituyen ninguna garantía o previsión de resultados futuros.

Este material es una comunicación publicitaria tal y como se entiende en el artículo 24.3 de la Directiva 2014/65/UE (MiFID II). La presente comunicación publicitaria no es una recomendación de inversión o información que recomiende o sugiera una estrategia de inversión en el sentido del Reglamento (EU) Nº 596/2014 sobre el abuso de mercado y el Reglamento Delegado (EU) 2016/958 por el que se completa el Reglamento (EU) nº 596/2014, ni se incluye en el ámbito del asesoramiento en materia de inversión recogido en la Ley del Mercado de Valores (artículo 140.1 g). La presente comunicación publicitaria se ha preparado con la mayor diligencia, transparencia y objetividad posible, presentando los hechos conocidos por el autor en el momento de su creación y está exento de cualquier elemento de análisis. Esta comunicación publicitaria se ha preparado sin tener en cuenta las necesidades del cliente ni su situación financiera individual, y no representa ninguna estrategia de inversión ni recomendación. En caso de que la comunicación publicitaria contenga información sobre el rendimiento o comportamiento del instrumento financiero al que se refiere, esto no constituye ninguna garantía o previsión de resultados futuros. El rendimiento pasado no es necesariamente indicativo de resultados futuros y cualquier persona que actúe sobre esta información lo hace bajo su propio riesgo. Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 80% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 80% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.  

Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 80% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.